dEGENERACIÓN DEL DISCO

¿Qué es la degeneración del disco?

La degeneración discal se produce cuando los cambios normales que tienen lugar en los discos de la columna vertebral causan dolor.

Los discos vertebrales son cómo amortiguadores entre las vértebras de la columna vertebral y ayudan a que la espalda se mantenga flexible, para que pueda doblarse y girar. Al envejecer, los discos vertebrales pueden mostrar signos de desgaste e incluso romperse produciendo dolor en algunos casos.

Degeneración discal
Degeneración del disco

Síntomas de la degeneración discal

Los síntomas más comunes asociados a la degeneración discal son:

  • Dolor en la parte baja de la espalda, las nalgas o la parte superior de los muslos.
  • Un dolor que aparece y desaparece. Puede ser persistente o intenso, y puede durar desde unos días hasta unos meses.
  • El dolor empeora cuando nos sentamos, nos doblamos, levantamos o giramos y mejora cuando nos movemos, caminamos cambiamos de posición o nos acostamos.

En algunos casos, la degeneración discal puede provocar entumecimiento y hormigueo en brazos y piernas. También puede hacer que los músculos de las piernas se debiliten. Esto significa que los discos dañados pueden estar afectando a los nervios cercanos a la columna vertebral.