DOLOR sACROILÍACO

¿Qué es el dolor Sacroilíaco?

El dolor de la articulación sacroilíaca se siente en la parte baja de la espalda y las nalgas. El dolor está causado por un daño o lesión en la articulación entre la columna vertebral y la cadera. El dolor sacroilíaco puede simular otras afecciones, como una hernia discal o un problema de cadera. Es importante un diagnóstico preciso para determinar el origen del dolor.

El dolor de la articulación sacroilíaca varía de leve a grave según el alcance y la causa de la lesión. El dolor agudo se produce repentinamente y suele curarse en varios días o semanas. El dolor crónico persiste durante más de tres meses, puede sentirse todo el tiempo o empeorar con determinadas actividades.

Degeneración del disco
Síntomas del dolor de espalda

Síntomas y causas del dolor Sacroilíaco

Los signos y síntomas del dolor de la articulación sacroilíaca comienzan en la parte baja de la espalda y las nalgas, y pueden irradiarse a la parte baja de la cadera, la ingle o la parte superior del muslo. Aunque el dolor suele ser unilateral, puede producirse en ambos lados. Los pacientes también pueden experimentar entumecimiento u hormigueo en la pierna o una sensación de debilidad en la misma.

Los síntomas pueden empeorar al sentarse, levantarse, dormir, caminar o subir escaleras. A menudo, la articulación sacroilíaca duele al sentarse o dormir sobre el lado afectado. Algunas personas tienen dificultades para viajar en coche o para estar de pie, sentarse o caminar mucho tiempo. El dolor puede empeorar con los movimientos de transición (pasar de estar sentado a estar de pie), estar de pie sobre una pierna o subir escaleras.

La aparición del dolor lumbar puede tener diferentes causas entre las que destacan:

  • Traumatismo
  • Lesión
  • Embarazo y/o parto
  • Después de una intervención quirúrgica
  • Enfermedades autoinmunes
  • Otros….